HISTORIA / NUESTRA HISTORIA

La Banda de Gaitas Cantabria recupera el espíritu de los viejos gaiteros y tamboriteros del occidente del País Cántabro, profundizando en la escuela montañesa de este instrumento ―distinta de la gallega o asturiana.

Con centenares de actuaciones a sus espaldas, da a conocer, a través de conciertos, pasacalles, eventos oficiales o bodas, la rica herencia musical gaiteril de la comunidad cántabra. Su repertorio está compuesto por más de ochenta temas recopilados de maestros gaiteros cántabros tan importantes como Florencio Prado (Liébana), Tonino Gándara y José Sordo (Herrerías), Paco González (Val de San Vicente), Manuel Torre (Peñamellera Baja) o Manolo Escalante (Valdáliga), entre otros.

Las bellas tonadas y jotas montañesas, ligeros, pericotes, pasacalles, marchas procesionales, panceaos y valses vuelven a sonar con fuerza interpretados porla Banda de Gaitas Cantabria, empleando los gaiteros de la misma gaitas cántabras afinadas en Do, hechas principalmente por los lutieres Felipe Robledo, de Campóo y por David López, de Cabuérniga.

El conjunto de gaiteros de la banda se acompaña de una sólida sección rítmica, formada por varios tambores redoblantes, panderetas y bombo.

La Banda de Gaitas Cantabria utiliza con orgullo el lábaru como estandarte, símbolo milenario del pueblo cántabro, y tiene entre sus objetivos primordiales dignificar y expandir la cultura musical de este valiosísimo instrumento de la tradición cántabra.

La Banda Gaitas Cantabria arricupera l’ispíritu los viejos gaiteros y tamboriteros del ucidenti’l País Cántabru, ajondando ena iscuela montañesa desti estrumëntu ―destinta la gallega u asturiana.

Con cientos d’atuaciones a cuchus, da a conocer, al treviés de cunciertos, pasacalles, autos uficiales u bodas, la rica manda musical gaitiril de la cumunidá cántabra. El sú reportoriu anda componío po más d’ochenta piezas arricugías de maestros gaiteros cántabros tan emportantes cumu Florencio Prado (Liébana), Tonino Gándara y José Sordo (Herrerías), Paco González (Val de San Vicente), Manuel Torre (Peñamellera Baja) u Manolo Escalante (Valdáliga), ente otros.

Las guapas tonás y jotas montañesas, ligeros, pericotes, pasacalles, marchas de prucisión, panciaos y valses gúelvin a sonar con juerza intrepetaos pola Banda Gaitas Cantabria, gastando los gaiteros de la mesma, gaitas cántabras afinás en Do, jechas prencipalmenti polos artesanos Felipe Robledo, de Campoo y po David López, de Cagüérniga.

El conjuntu gaiteros de la banda acompañase d’una sigura pricusión jormá po dellos tambores redoblantes, panderetas y bömbu.

La Banda Gaitas Cantabria gasta con argullu el lábaru cántabru cumu estandarti, símbolu milenariu’l puëlu cántabru y tien el aquel primëru de dinificar y espardé-la cultura musical desti estrumëntu de gran valir de la treición cántabra.